Qué es el principio del mínimo privilegio en WordPress

A los programadores informáticos les gusta dar grandes nombres a las cosas. Así es como terminamos con algo llamado el “Principio de mínimo privilegio” (en inglés “Principle of the least privilege”, también conocido por las siglas POLP) para decir algo tan simple como permitir que los usuarios hagan exclusivamente lo que necesitan hacer.

Eso es todo de lo que estamos hablando aquí. Asegúrate de que todos los usuarios de tu sitio web tengan exactamente los permisos que necesitan y nada más.

Usuarios de la aplicación

El usuario más fácil sobre el que hablar es el usuario de la aplicación de WordPress.

  • Probablemente tengas una o más cuentas de administrador.
  • Puedes tener varias cuentas de “Editor” o “Autor”.
  • Dependiendo de tu sitio web, también puedes tener “suscriptores”.

El principio del mínimo privilegio nos enseña que debes limitar todo lo posible el número de personas que tienen derechos de administrador a únicamente aquellas que lo necesiten y puedan demostrar que lo necesitan. En la mayoría de los sistemas, esto generalmente significa que necesitas un administrador principal y un administrador de respaldo en caso de que algo le suceda al principal, como si olvidan su contraseña el mismo día que descubren que su mecanismo de recuperación de contraseña no funciona. 🙂

Cualquier otra persona que solicite privilegios de administrador debería demostrar que no puede realizar su trabajo diario sin ellos. Sí, es un inconveniente tener que pedirle a alguien que haga algo por ti, pero limitar las cuentas de administrador limita el daño que se puede hacer accidentalmente a tu sistema.

El editor y los autores tienen menos oportunidades de hacer daño, por lo que no tienes que ser tan estricto con ellos, pero aun así, todos los que tienen privilegios en el sistema deberían tener una razón para tener ese privilegio.

Usuarios de la base de datos

El siguiente “usuario” que debemos analizar es el usuario de tu base de datos. Cada sitio en WordPress tiene un usuario y una contraseña que utilizas para acceder a la base de datos que ejecuta WordPress. El principio del mínimo privilegio nos enseña que ese usuario debe tener la menor cantidad de privilegios necesarios para realizar su trabajo.

Desafortunadamente, dado que los plugins usan este usuario para crear y eliminar tablas, datos, etc., este usuario debe tener un poder considerable. Aún así, este usuario no necesita ser “todopoderoso”. Hay dos cosas importantes que debes verificar sobre el usuario que utilizas para acceder a tu base de datos. (Si no sabes cómo verificarlos, contrata a un desarrollador, esta parte en particular es bastante técnica).

  • El usuario de tu base de datos no debería poder otorgar privilegios a otros usuarios. No hay ningún escenario en WordPress en el que el usuario de la base de datos deba crear nuevos usuarios u otorgarles privilegios.
  • El usuario de tu base de datos no debería tener acceso a ninguna base de datos que no sea la que está adjunta a tu sitio de WordPress. Este usuario no debería poder acceder a los datos o realizar modificaciones en NINGUNA otra base de datos en el servidor.

Acceso a los paneles de control

Finalmente, los proveedores de hosting premium como SiteGround tienen paneles de control muy poderosos que te permiten controlar las cosas que hay alrededor de tu sitio web, como el email y el rendimiento. Muchos de estos controles pueden causar graves daños a tu sitio si se utilizan de forma incorrecta o maliciosa.

SiteGround y otros proveedores de hosting te permiten añadir “colaboradores” a las cuentas. Los colaboradores facilitan que alguien ayude a resolver problemas o realice tareas de mantenimiento para el propietario del sitio web. Esta es una manera mucho mejor de permitir que un desarrollador te ayude que compartir tu nombre de usuario y contraseña.

Revisa el principio del mínimo privilegio con regularidad

Ya sean tus usuarios de WordPress o tus colaboradores del Panel de control, debes revisar periódicamente quién tiene un acceso avanzado a tu sistema. Como mínimo, una vez al mes es una buena idea revisar y evaluar a los usuarios que tienen accesos avanzados y asegurarse de que aún lo requieren. Cuando no lo hagan, cambia sus permisos o elimínalos por completo hasta que necesites que vuelvan a tener ese nivel.

Estas auditorías no tomarán mucho tiempo, al contrario, podrían ahorrarte muchas horas de recuperación ante desastres si una cuenta olvidada se ve comprometida y se usa para dañar tu web, sin mencionar el daño que causará a tu reputación online. Si estás buscando proteger aún más tu sitio web, échale un vistazo a este artículo sobre cómo proteger tu WordPress en 3 sencillos pasos.

Recuerda, la reputación crece lentamente como un cocotero y cae rápidamente como un coco.

Cal Evans

PHP Evangelist

Una de las personas más admiradas de la comunidad PHP, que ha dedicado más de 16 años a construir la increíble comunidad PHP y asesorar a la próxima generación de desarrolladores. Nos sentimos extremadamente honrados de que él también sea un amigo muy especial de SiteGround.

WordPress

Iniciar discusión

¿Listo para iniciar tu web?

¡Elige un plan de hosting, crea o migra tu web en unos clics y haz crecer tu presencia online!

Primeros pasos Chatea con un experto