Cómo crear una Landing Page efectiva

Aunque técnicamente cualquier página de tu sitio web podría ser una landing page, no todas las páginas están diseñadas para generar ventas y clientes potenciales. Cuando intentas convertir visitantes en clientes, una landing page eficaz y bien diseñada puede ser la página más importante de tu sitio web.

Las landing pages, también llamadas páginas de ventas o páginas de compresión, tienen un solo propósito: persuadir al lector para que adquiera tu producto.

Cuando alguien visita tu landing page, necesita conocer lo suficiente sobre lo que ofreces para decidir si quiere convertirse en cliente.

No estás vendiendo un producto o servicio, estás vendiendo los beneficios de usar tu producto. Tu cliente quiere superar cualquier problema que le presente con lo que tu ofreces. Debes mostrarles cómo aliviarás sus luchas y resolverás sus problemas.

El tema de la creación de una landing page con un porcentaje alto de conversión podría ser una serie completa de artículos por sí solo. Te estoy dando una fórmula fácil para llegar a tus clientes.

Se llama el método de la cabeza, el corazón y las manos. La landing page de tu producto debe abordar cada uno de estos componentes para que sea realmente eficaz.

La cabeza

Hazles entender.

Proporciona una descripción completa del problema, y ​​cómo tu producto funciona para resolver ese problema. Las estadísticas y artículos de investigación de la industria son de ayuda. Déjales muy claro por qué necesitan tu producto para resolver su problema (y por qué es un problema, para empezar).

El corazón

Haz que les importe.

Empatía significa ponerse en el lugar de tu cliente. Si comprendes a tus clientes, puedes abordar sus necesidades de una manera que les interese. Tu producto no es el héroe de su historia, ellos lo son.

Muestra el antes (lo que siente tu cliente ahora) y el después (cómo se sentirá tu cliente después de usar tu producto) a tus clientes. Piensa en sus necesidades secundarias, por ejemplo, cómo impresionar a su jefe.

Las manos

Hazles actuar.

Sin una llamada a la acción clara, incluso la mejor landing page no servirá para tu negocio. El objetivo de tu landing page es persuadir al visitante a realizar una sola acción: convertirse en cliente.

Elementos imprescindibles en la landing page

Dado que el objetivo de la landing page de tu web es conseguir que tu visitante realice una acción, hay varios elementos que debes considerar al escribir tu página de destino.

Un titular llamativo

Solo tienes unos segundos para captar la atención de tu lector. Tu titular es tu gancho. Aquí es donde comienza el viaje para tus clientes y le permites saber qué hay para ellos si continúan.

Tu titular debe ser lo suficientemente interesante como para que el lector quiera continuar en la página. Este no es el lugar para tratar de ser misterioso o inteligente. Hazle saber a tu cliente que este es su “ticket premiado” de la manera más breve posible.

Una historia introductoria

Ahora es el momento de explicar con más detalle cómo vas a aportar valor. La introducción es donde le cuentas al lector la historia con la que se relacionarán. Aquí es donde tu propuesta de valor única impulsa al visitante a seguir leyendo.

La introducción es una oportunidad para recordar a tus clientes cómo su problema les está costando tiempo o dinero. Si escribes con empatía y te relacionas con ellos en el idioma que entienden, ellos sentirán que comprendes sus necesidades.

La introducción no debe ser una página de texto completa, pero debe ser lo suficientemente larga para indicar el problema, cómo tu producto lo resolverá y los beneficios que el cliente puede esperar.

La oferta

Una vez que tu lector sepa que entiendes el desafío al que se enfrenta, es cuando entras en más detalles sobre tu producto o servicio. Listas de funciones, comparaciones con otros productos o detalles sobre cómo funciona tu producto.

Este es el momento de mostrar cómo tu producto es mejor, más fácil, más rápido, más barato, etc. mientras refuerzas la forma en que solucionas su problema. Considera cualquier obstáculo u objeción que tu usuario pueda enfrentar y abordarlos aquí también.

El precio

Si bien el concepto de estrategia de precios podría ocupar un artículo completo (o una serie de artículos), si deseas optimizar las tasas de conversión, una explicación clara y simple de tus precios y opciones debe estar en tu landing page.

Ten en cuenta que hay algunos casos en los que tu empresa necesita hablar con un cliente potencial para determinar el precio. En estos casos, los precios se pueden dejar fuera de la página, pero todos los demás principios se siguen aplicando aquí. En este caso, la acción que deseas que tomen es programar una consulta en lugar de tomar una decisión de compra directa.

Testimonios o prueba social

Los testimonios son una forma poderosa de asegurar a los clientes potenciales que ofreces un producto de calidad. Un buen testimonio refuerza el beneficio para tu cliente.

Otra forma de prueba social, aunque menos impactante, es mostrar cualquier premio o reconocimiento que hayas obtenido. Sin embargo, no deseas enlazar a ninguna de esas páginas, ya que eso solo le da a tu cliente otra acción, y solo queremos que haga clic en nuestra llamada a la acción específica.

Llamada a la acción

Este es el momento por el que hemos estado trabajando. Hacer que tu visitante haga clic en el botón mágico “Comprar ahora” (¡aunque espero que estés realizando tests A/B para el texto del botón!).

Tu CTA debe ser grande y destacar del resto de la página. Esto debe atraer al lector y dejar muy claro lo que quieres que haga el visitante. Tus visitantes esperan un botón del que saben exactamente lo que sucederá cuando hagan clic en él.

Si necesitas información adicional como parte de la compra, mantén tu formulario con solo esos campos. Tu página de agradecimiento es la oportunidad de recopilar datos adicionales no requeridos.

Elementos adicionales para la Landing Page

Lo que enumeré anteriormente son los aspectos absolutamente esenciales. Sin esos elementos, tu página no es una landing page.

Sin embargo, hay algunas piezas adicionales que quizás desees agregar a tu página:

  • Imágenes, ilustraciones, capturas de pantalla o prototipos
  • Un video explicativo
  • Ofertas de adicionales
  • Logotipos de clientes existentes
  • Tu biografía o una breve descripción de tu empresa
  • Una garantía de satisfacción
  • Sellos de confianza (premios, certificaciones, colaboradores, rankings)
  • Preguntas frecuentes
  • Una llamada a la acción alternativa (como programar una demostración si no están listos para comprar)

Qué NO incluir

Tan importante como lo que pones en tu landing page es lo que dejas fuera de ella.

Recuerda que una página de destino eficaz lleva al visitante a la única acción deseada. Agregar demasiadas distracciones u opciones reducirá la tasa de conversión de tu página.

Estos son solo algunos ejemplos de lo que debes evitar:

  • Enlaces a redes sociales
  • Menú de navegación (está bien tener un enlace de regreso a su sitio, generalmente en el logo)
  • Formularios complejos
  • Anuncios
  • Barra lateral
  • Formulario de suscripción a una newsletter
  • Cualquier cosa que no impulse al visitante a realizar una compra

¡No te olvides de dar las gracias!

Tu página de agradecimiento, cuando el cliente completa la compra, es el lugar para poner todo lo que dejó fuera de la landing page. Esta es una gran oportunidad para indicarles los siguientes pasos (crear una cuenta, revisar tu correo electrónico, etc.).

Recuerda siempre que cada elemento de tu página de destino tiene un único propósito: convencer a tu visitante a actuar y realizar una compra. Para que una landing page sea exitosa, debes escribir un texto claro y conciso, mantener los elementos de la página al mínimo de lo que se necesita y proporcionar una llamada a la acción única y clara para impulsar al cliente a lo largo del viaje para realizar una compra.

Con un poco de planificación y pruebas cuidadosas, y poniendo en práctica los consejos de este artículo, verás un aumento en las conversiones y ¡más ventas!

Mike Hale

Product Led Growth Marketer

Mike es un desarrollador autodidacta con más de 20 años de experiencia en desarrollo de software que trabaja con startups de Fortune 500. Le apasiona ayudar a sus clientes a crear productos y hacer crecer sus negocios online con una combinación de desarrollo personalizado y estrategia de marketing de crecimiento. Ha trabajado con WordPress desde 2011 desarrollando sitios web y creando plugins personalizados.

Negocios

Iniciar discusión

¿Listo para iniciar tu web?

¡Elige un plan de hosting, crea o migra tu web en unos clics y haz crecer tu presencia online!

Primeros pasos Chatea con un experto