Principal
/
WordPress
/
Temas
/
Cómo cambiar un tema de WordPress sin perder contenido?

Cómo cambiar un tema de WordPress sin perder contenido?

Un CMS como WordPress te permite instalar plugins y temas con unos pocos clics. Sin embargo, cambiar el tema activo puede ser un poco más complicado. Aún así, a veces cambiar tu tema puede ser la clave para establecer la identidad de tu marca. Para cambiar el tema de WordPress sin problemas, debes tomar algunas precauciones, como hacer una copia de seguridad de tu sitio web.

En esta publicación, nos centraremos en qué buscar en un tema, cómo preparar tu sitio para el cambio y cómo cambiar tu tema de WordPress sin perder ningún contenido.

¿Qué es un tema?

Para empezar, primero volvamos a lo básico y ampliemos lo que es exactamente un tema de WordPress.

Un tema de WordPress es una carpeta que contiene archivos de plantilla, hojas de estilo, imágenes y archivos JavaScript. Los temas proporcionan una gran flexibilidad y puedes personalizarlos para mostrar tu contenido exactamente como lo desees. Gracias a los temas, puedes crear un sitio web de WordPress sin un conocimiento extenso de codificación.

Tu tema de WordPress define cómo tu sitio web y tu marca se muestran a tus visitantes. Por lo tanto, debes esforzarte en elegir el tema de WordPress que represente perfectamente la identidad de tu marca.

Hay muchos temas gratuitos de WordPress en línea, así como temas premium, que ofrecen aún más funciones. Sigue leyendo para obtener más información sobre qué buscar en un tema de WordPress que se adapte mejor a tu marca.

Que buscar en un tema de WordPress

Al elegir un tema de WordPress, hay varias cosas esenciales a considerar. Recuerda que la apariencia de tu sitio web define cómo tu público objetivo percibe tu marca. Por lo tanto, hemos preparado esta lista de comprobación para ayudarte a encontrar un tema que se adapte perfectamente a tu negocio. Debes buscar una plantilla que cumpla con los siguientes requisitos, o al menos la mayoría de ellos.

  • Relevancia para tu línea de trabajo – La apariencia y la funcionalidad del tema deben adaptarse a tu contenido. Dependiendo del tipo de comercio electrónico o blog que estés ejecutando, puedes elegir entre una amplia variedad de temas. Los desarrolladores han incluido ajustes específicos en el diseño y funcionalidades relevantes para ciertos tipos de negocios.

Por ejemplo, un sitio web para un bufete de abogados, una tienda online de cosméticos o un centro veterinario requieren diferentes componentes de un tema. Incluso si no estás seguro de qué tipo de diseño sería el más adecuado para tu campo, puedes investigar un poco. Comprueba los tipos de temas que usa tu competencia y mira si puedes encontrar algo que encaje con este conocimiento.

  • Diseño intuitivo y directo – tu tema debe ser fácil de navegar y tener un diseño simple que enfatice los elementos que deseas que se destaquen. No hay necesidad de funciones infinitas que no planeas usar o que no son aplicables a tu negocio.
  • Fácil de adaptar a tu marca única – el tema de WordPress que quieras usar debería darte control sobre el esquema de color, la elección de la fuente, el diseño, el logotipo personalizado, los widgets, etc. También puede incluir un constructor de páginas, que te da flexibilidad y te permite personalizarlo aún más fácilmente.
  • Sensible y atractivo en todos los dispositivos – en pocas palabras, los temas receptivos optimizan la perspectiva de tu sitio web para adaptarse a varios tamaños de pantalla. Esto ayuda a que tu diseño obtenga la apreciación que merece en un teléfono inteligente, iPad o tableta.
  • Actualizaciones frecuentes – es crucial asegurarse de que los desarrolladores actualicen con frecuencia el tema elegido. El núcleo y los plugins de WordPress reciben bastantes actualizaciones por vulnerabilidades y corrección de errores; por lo tanto, te interesa un tema que pueda mantenerse al día. Las actualizaciones frecuentes aseguran la compatibilidad de tu tema con estas actualizaciones.
  • Compatibilidad de plugins – si planeas usar plugins premium específicos para añadir funcionalidades a tu sitio web, deberías comprobar si el tema puede funcionar con ellos.
  • Optimización de SEO – tu nuevo tema debe ser compatible con SEO ya que esto forma la base de la apariencia de tus páginas. Los robots de los motores de búsqueda rastrearán estas páginas, y tu sitio puede tener una clasificación más baja si el tema que usas está mal codificado.
  • Compatibilidad del navegador – al seleccionar un nuevo tema, también debes confirmar que es compatible con todos los navegadores principales como Google Chrome, Safari y Mozilla Firefox. Esto asegurará que tu sitio web se vea igual en todos los navegadores.
  • Rendimiento – los temas pesados con demasiadas funcionalidades pueden ralentizar la velocidad general del sitio. Por lo tanto, se recomienda elegir un tema ligero y rápido para garantizar una velocidad óptima del sitio.
  • Precio – como mencionamos anteriormente, hay muchos temas de WordPress gratuitos y premium. Dado que ya has calculado tu presupuesto, debes decidir si el tema que estás buscando se ajusta a él. O tal vez necesites estirarlo un poco para obtener un tema premium, que proporcione una funcionalidad particular que necesites.
  • Calificaciones y reseñas razonables – por último, pero no menos importante, debes averiguar qué piensan otros usuarios de ese tema. Puedes recopilar fácilmente esta información comprobando la calificación del tema y si tiene muchas críticas positivas. Por supuesto, no debes pasar por alto las opiniones negativas, ya que dan una idea de lo que podría estar mal con un tema.

¿Perderás contenido si cambias los temas de WordPress?

WordPress mantiene el contenido existente como publicaciones de blog, páginas y productos en tu sitio web en tu base de datos. En realidad, cambiar tu tema de WordPress no implica ningún cambio en el contenido real, sino en el aspecto de tu sitio. Este cambio no causará ninguna pérdida de contenido ya que solo cambia la apariencia de tu sitio.

Ten en cuenta que si tienes plugins, widgets y códigos cortos personalizados, no se transferirán a tu nuevo tema de WordPress.

Sin embargo, cambiar un tema de WordPress puede afectar la forma en que se muestran ciertas partes de tu sitio web o incluso deteriorarlo. Sigue leyendo para saber qué precauciones de seguridad debes seguir para hacerlo sin problemas.

Prerrequisitos

Cambiar tu tema de WordPress no es una tarea sencilla, especialmente si tu sitio ya ha estado en línea por algún tiempo. Por lo general, cuanto más larga es la vida útil de un sitio web, más contenido contiene a medida que se construye con el tiempo. Eso significa que tendrás que completar algunos pasos antes de estar listo para cambiar de tema.

Esta sección describirá todos los requisitos previos que debes tener en cuenta antes de sumergirte en cómo cambiar tu tema en WordPress.

Haz una copia de seguridad de tu WordPress o crea un sitio de ensayo

Antes de comenzar con cualquier cambio, es vital hacer una copia de seguridad de tu WordPress para asegurarte de tener un punto de restauración limpio en el que confiar. De esta manera, si algo sale mal, aún podrás recuperar tu sitio.

Alternativamente, puedes crear un entorno de ensayo de tu WordPress y ejecutar allí el cambio de tema.

Si SiteGround es tu proveedor de alojamiento web, puedes hacerlo con unos pocos clics, gracias a nuestra herramienta de Staging, siguiendo los pasos de este tutorial. Con esta herramienta, tu sitio web en producción seguirá funcionando si el cambio no ha funcionado y el sitio de ensayo no funciona correctamente.

Copia cualquier código personalizado de tu tema activo

Los temas de WordPress permiten a los usuarios más avanzados agregar código personalizado para personalizar aún más su apariencia y funcionalidad. Comúnmente, esto se hace añadiendo fragmentos en el archivo functions.php de un tema (o tema hijo) para personalizar el aspecto de un sitio.

Si deseas implementar la misma funcionalidad o diseño en tu nuevo tema, debes copiar estos fragmentos de código personalizados. Guárdalos en un archivo de texto, y cuando estés listo con el cambio de tema, podrás usarlos de nuevo.

También puedes tener ediciones personalizadas relacionadas con las redes sociales, suscripciones o formularios de contacto en tu barra lateral. Asegúrate de mantener un registro de estos cambios para que puedas usarlos una vez que tu nuevo tema de WordPress esté configurado.

Además, recomendamos copiar todos los cambios de CSS personalizados que desees reutilizar en el aspecto de tu nuevo sitio.

Copia tus códigos de seguimiento

Haciendo un esfuerzo por proporcionar una experiencia personalizada a tus visitantes, lo más probable es que estés utilizando alguna forma de seguimiento en tu sitio web. La herramienta de seguimiento más popular que existe es Google Analytics, que rastrea más del 55% de los sitios web en todo el mundo. Otras herramientas de seguimiento que probablemente uses son los rastreadores de redes sociales como Facebook Insights, Twitter Analytics o Pinterest Analytics.

No importa qué herramienta uses para rastrear el comportamiento de tu audiencia, cada una funciona con un código de seguimiento para identificar tu sitio web.

Asegúrate de copiar estos códigos para que puedas usarlos para conectarte al rastreador específico nuevamente después del cambio de tema.

Prueba el tiempo de carga

Ahora que has hecho una copia de seguridad de todo, debes probar la velocidad de tu sitio web mientras sigue funcionando con tu tema actual.

Puedes usar el Speed Optimizer para probar la velocidad y mejorar el rendimiento general de tu sitio web. El plugin es gratuito y una gran herramienta de optimización de WordPress.

Alternativamente, puedes usar una herramienta web como GTMetrix para comprobar la velocidad de carga de tu sitio. De esta manera, puedes comparar si tu sitio carga más rápido que antes con el nuevo tema.

Limita el acceso a tu sitio web mientras está en desarrollo

Cambiar tu tema de WordPress, en esencia, es rediseñar tu sitio web. Por lo tanto, es posible que desees evitar que tu audiencia vea tu sitio mientras está en construcción. Para hacerlo, puedes seguir los pasos en nuestra publicación sobre cómo limitar el acceso a tu sitio web durante el desarrollo.

Cómo cambiar tu tema de WordPress

Antes de cambiar de tema, debes instalar el nuevo tema en tu WordPress. Para hacerlo, puedes seguir los pasos de nuestro tutorial sobre cómo instalar temas de WordPress.

En esta sección, nos centraremos en las actividades principales involucradas en el cambio de tu tema de WordPress y las diferentes formas de hacerlo.

Cómo cambiar tu tema de WordPress sin publicarlo

Usa la opción de vista previa del tema

Los temas de WordPress te permiten ver cómo se ven antes de instalarlos con la opción de vista previa en vivo. Puedes encontrarlo en tu Panel de control > Temas, donde puedes ver el tema activo y todos los temas instalados en tu sitio web. Una vez en esa sección, coloca el cursor sobre el tema que estás considerando y haz clic en el botón Vista previa.

Vista Previa tema WordPress

La vista previa te dirigirá a la sección Personalizar del tema y te dará la opción de probar cómo funciona este tema.

Ten en cuenta que puedes tener muchos temas instalados, pero solo uno puede estar activo para el sitio web a la vez. Por lo tanto, solo puedes previsualizar temas que aún no estén activados en tu sitio.

Si estás satisfecho con las funcionalidades y la apariencia del tema, puedes proceder y configurarlo para tu sitio haciendo clic en el botón Activar.

Cambiar tema WordPress Activar

Cuando tu tema está activo, debes probar cómo funciona con el contenido de tu sitio web y confirmar que todo se muestra correctamente. Por lo tanto, si deseas que tu trabajo en progreso permanezca oculto a los visitantes, mantén el modo de mantenimiento activado por un poco más de tiempo.

Una vez que estés listo con las pruebas, puedes desactivar este modo y revelar el nuevo aspecto de tu sitio a tu audiencia.

Activa tu nuevo tema en tu copia de ensayo

Si tu hosting de WordPress está basado en SiteGround, puedes usar la copia de Ensayos para cambiar tu tema y probarlo. Como la herramienta de ensayo crea una réplica exacta de tu sitio, puedes realizar el cambio de tema allí sin que afecte a tu sitio en vivo.

Puedes activar tu nuevo tema en la copia de ensayo y realizar todas las pruebas y comprobaciones. Cuando estés satisfecho con los resultados, puedes implementar tu copia de ensayo en tu sitio en vivo.

Cómo cambiar el tema de WordPress en un sitio en vivo

Si estás iniciando tu sitio ahora y deseas cambiar tu tema de WordPress en tiempo real, puedes hacerlo directamente en tu sitio en vivo. Para hacer esto, haz clic en el botón Activar debajo del tema seleccionado en tu Panel de control > Apariencia > Temas. Una vez que lo hayas hecho, podrás empezar a usar el tema inmediatamente y modificar sus características.

Trabajar siguiendo el cambio de tema de WordPress

Como mencionamos anteriormente, cuando activas tu nuevo tema de WordPress, debes probar si todas sus características funcionan correctamente. Aquí hay algunos puntos de control a considerar:

  • Prueba tu sitio web – debes comprobar si todos tus plugins y widgets funcionan correctamente.
  • Asegúrate de que tu sitio se muestre correctamente en todos los tamaños de pantalla – puedes hacerlo fácilmente desde el personalizador de temas integrado en WordPress. Este fragmento de código te permite aplicar varias personalizaciones a cualquier tema de WordPress, así como probar el aspecto de tu sitio en diferentes dispositivos. Puedes encontrar el comprobador de ajuste de pantalla en tu Panel de control en la sección Apariencia > Personalizar.
Comprobar la capacidad de respuesta

Esta herramienta te permite ver cómo tu tema cambia el tamaño de tu sitio para presentarlo de la mejor manera posible en diferentes tamaños de pantalla.

  • Comprobación de compatibilidad entre navegadores – siempre es mejor probar la compatibilidad de tu nuevo tema con el navegador una vez que esté activo. En caso de un problema con la forma en que se muestra tu sitio en diferentes navegadores, es posible que desees comprobar tu configuración.

Alternativamente, puedes considerar ponerte en contacto con los desarrolladores de tu tema y consultar con ellos si experimentas algún problema. Lo más probable es que apliquen correcciones en la próxima actualización de la versión o al menos te den algún consejo.

  • Prueba la velocidad de tu sitio – como ya has probado el tiempo de carga de tu sitio antes del cambio, ahora puedes probarlo de nuevo y compararlo. De esta manera, puedes ver si tu sitio se ejecuta más rápido con tu nuevo tema o si lo ha ralentizado.
  • Vuelve a agregar tus códigos de seguimiento – uno de los requisitos previos antes de un cambio de tema de WordPress que mencionamos era copiar tus códigos de seguimiento. Ahora que tu nuevo tema está activo, puedes usar estos mismos códigos para que los motores de búsqueda puedan seguir rastreando el rendimiento de tu sitio.
  • Pide la opinión de tu audiencia – este enfoque proactivo para el cambio de tema de WordPress te permitirá evaluar cómo se percibe tu nuevo aspecto. Después de todo, estás cambiando tu tema para complacer a los visitantes recurrentes y atraer nuevos clientes potenciales. Además, tu audiencia apreciará que valoras su opinión y te sientes comprometido con tu marca.

Problemas más comunes después de cambiar los temas de WordPress

Nos guste o no, a veces las cosas salen mal después de cambiar el tema de WordPress. A continuación, describiremos los problemas más comunes que puedes encontrar después de un cambio de tema y cómo solucionarlos.

  • Pantalla blanca de la muerte – esta es una situación bastante desagradable ya que tu sitio de repente comienza a mostrar una página completamente en blanco sin ningún contenido o mensaje de error específico. Puedes entrar en modo pánico, pero no te preocupes, te tenemos cubierto. Echa un vistazo a nuestro artículo sobre cómo arreglar el error de ‘pantalla blanca de la muerte’ en WordPress para ver cómo puedes abordar y resolver el problema.
  • Error 404 en publicaciones y páginas – otro error frustrante con el que puedes tropezar después de cambiar tu tema de WordPress es el error 404. Hiciste toda la preparación descrita en esta publicación, y aún así, después del cambio, tus páginas/publicaciones muestran un error 404. Para resolver este problema, puedes seguir los pasos en nuestro artículo sobre cómo arreglar un error 404 no encontrado.

Este artículo explica todo lo que necesitas saber sobre qué buscar en un tema, cómo prepararte para un cambio de tema de WordPress y cómo llevarlo a cabo. Armado con esta información, puedes cambiar de forma segura tu tema de WordPress sin perder ningún contenido o clasificación SEO.

Comparte este artículo