Principal
/
Ayuda con Páginas Web
/
Códigos de estado HTTP
/
Código de estado 303: 3 formas sencillas de solucionarlo

Código de estado 303: 3 formas sencillas de solucionarlo

¿Solucionar problemas con un código de estado 303 en tu sitio web? Esta redirección temporal se activa después de enviar formularios para garantizar que los datos no se vuelvan a enviar si un usuario actualiza la página. Sin embargo, la implementación incorrecta de este código de estado de respuesta HTTP puede provocar problemas como la duplicación de datos del formulario, errores de navegación web o una carga más lenta de la página.

En esta guía, exploraremos el código de estado 303, su uso correcto y posibles problemas. También te mostraremos 3 formas de arreglarlo y optimizarlo para una experiencia web más fluida.

Los servidores web usan el código de estado 303 para redirigir el navegador de un cliente a una URL diferente a la de la solicitud original. Esta redirección ocurre después de que el servidor web procesa con éxito una acción.

Normalmente es una solicitud POST enviada por el usuario al recurso de destino original. El código de estado 303 está definido en RFC 7231 Section 6.4.4 como “Ver Otro.”

Al igual que otros códigos de estado HTTP 3XX, 303 se considera una redirección temporal pero requiere un método GET para recuperar el recurso solicitado.

Sin embargo, usar un código de estado HTTP 303 puede ser problemático en ciertos escenarios. Si no se hace correctamente, puede causar problemas de caché, aumento del uso de ancho de banda, y tiempos de carga más lentos. Eso puede comprometer la experiencia y satisfacción general del usuario.

Además, los sistemas obsoletos pueden no procesar correctamente las respuestas 303, lo que lleva a problemas de compatibilidad. Una configuración incorrecta, como usar 303 en lugar de redirecciones 301 permanentes y 302 temporales, también puede llevar a errores en la navegación y gestión de solicitudes.

¿Cuándo y cómo se usa el código de estado 303?

El código de estado 303 se usa cuando un navegador envía datos a un servidor a través de una solicitud HTTP POST. Después de procesar con éxito la solicitud, el servidor responde con una redirección 303 instruyendo al navegador que cargue una URL diferente usando el método GET. Esta redirección evita que el navegador vuelva a cargar la página original y vuelva a enviar los datos sin darse cuenta.

No debes confundir las redirecciones 303 con las redirecciones 301 y 302, ya que sirven para diferentes propósitos. Así es como se diferencian:

  • 301 movido permanentemente – Esta redirección se usa cuando un recurso ha sido movido permanentemente. Le dice a los clientes y motores de búsqueda que actualicen sus registros, reemplazando la antigua URL con la nueva en marcadores e índices de búsqueda.
  • 302 encontrado se utiliza para redirecciones temporales. Una redirección 302 no especifica cómo los clientes deben volver a solicitar el recurso, normalmente conservando el método de solicitud original (POST, GET, etc.).

A diferencia de una redirección 302, una redirección 303 requiere específicamente el uso del método GET, que es ideal para escenarios como el envío de formularios para evitar acciones POST duplicadas al recargar.

Ejemplo técnico de uso 303

Para examinar un ejemplo más técnico del uso del estado HTTP 303, tomaremos el caso de una página de suscripción a un boletín informativo.

Supongamos que quieres suscribirte a la newsletter de una web. A continuación, describiremos cómo se procesa tu acción y el resultado que ves en este escenario exacto.

Una infografía que muestra el uso y el patrón del código de estado 303

Aquí hay una descripción más detallada del gráfico que se muestra arriba:

  1. Cuando haces clic en “Enviar” en el formulario, tu navegador envía una solicitud HTTP POST al servidor web. Esta solicitud generalmente contiene los datos que has introducido en los campos del formulario. Aquí tienes un ejemplo del código personalizado de un formulario de registro y los datos que recopila.
<form method="POST" action="/subscribe-newsletter">

<input type="email" name="email" required placeholder="Enter your email">

<button type="submit">Subscribe</button>

</form>
  1. Luego, el servidor procesa los datos enviados con la solicitud POST. Añade tu correo a la lista del newsletter
  2. A continuación, el servidor responde con un código de estado HTTP 303 y un encabezado de ubicación apuntando a la URL de la página de confirmación.

Aquí tienes un ejemplo básico de los códigos de respuesta del servidor enviados al navegador.

HTTP/1.1 303 See Other

Location: https://www.example.com/thank-you.html
  1. Al recibir el código de respuesta de estado 303, el navegador comprueba inmediatamente el campo de encabezado de Ubicación para determinar a dónde redirigirte.
  2. Independientemente del método original utilizado (en este caso, POST), el navegador utiliza un método GET para obtener la URL del recurso especificada en el campo de encabezado de Ubicación. Esto evita que los datos POST originales se vuelvan a enviar si el usuario recarga la nueva página web.
  3. Luego, el navegador navega a la URL especificada con el valor del campo Ubicación usando una solicitud GET. También almacena en caché la página web solicitada para usar en futuras solicitudes
  4. En el último paso lógico, el navegador te muestra una página de “Confirmación”.

¿Qué desencadena un código de estado HTTP 303?

El código de respuesta 303 es el resultado de la solicitud de un cliente. A menudo se malinterpreta como un error, pero simplemente indica que el servidor te redirige a una ubicación diferente. Esa respuesta indica que el recurso solicitado se puede encontrar en una nueva ubicación y recuperarse con una solicitud GET, independientemente del método de solicitud original.

El código de estado 303 puede activarse mediante instrucciones de redirección no intencionales cuando se usa por error en lugar de redirecciones 301 o 302. Aunque la ubicación principal de la solicitud podría seguir siendo el recurso de destino original, la redirección 303 cambia temporalmente la interacción a una nueva URL de ubicación.

La clave aquí es que la redirección 303 está destinada a que el cliente recupere el resultado (o un recurso relacionado), NO para indicar que el recurso original se ha movido permanentemente o ha cambiado su URL principal.

Otra causa del estado 303 puede ser un código personalizado de la aplicación o una configuración incorrecta del servidor que maneja incorrectamente los métodos HTTP, lo que lleva a la ejecución incorrecta de las acciones deseadas.

Problemas potenciales relacionados con el código de estado HTTP 303

Si la redirección 303 falla, es posible que encuentres problemas como los siguientes:

  • El navegador puede mostrar un error 404 No Encontrado o caer en bucles de redirección infinitos. También puede llevar a los usuarios a páginas incorrectas, afectando tanto la experiencia del usuario como el flujo de la aplicación web.
  • O un aumento en el uso de ancho de banda por el intercambio excesivo de datos entre user agents (servidor-cliente).
  • Y una alta carga del servidor porque el servidor tiene que lidiar con solicitudes innecesarias de los clientes.
  • Además, pueden surgir algunos problemas de caché si la ubicación de destino en un 303 no está configurada con los encabezados de caché adecuados. Algunos clientes y proxies intermedios pueden almacenar en caché incorrectamente la respuesta 303 en lugar del resultado de la solicitud GET posterior.
  • Asimismo, si los motores de búsqueda se confunden con las páginas equivocadas, esto podría incluso afectar el SEO de tu página web. Ten en cuenta que las redirecciones 303 no pasan la equidad del enlace. Por lo tanto, usarlos en situaciones más adecuadas para 301 (redirecciones permanentes) puede llevar a resultados de SEO deficientes.

Por lo tanto, es muy importante asegurarse de que estas redirecciones están configuradas correctamente para que todo funcione sin problemas y tus usuarios estén contentos.

Cómo arreglar un código de estado HTTP 303 (3 formas)

Si estás teniendo problemas con una redirección 303 que no se ejecuta correctamente o está causando otros problemas, esta sección te mostrará 3 formas de solucionarlo.

IMPORTANTE: Antes de solucionar un código de estado 303, siempre crea una copia de seguridad completa o usa un entorno de staging.

Examina la configuración y los registros de tu servidor

Debes examinar la configuración de tu servidor para solucionar un código de estado 303 problemático. Solucionar un error de código de estado 303 a menudo implica entender por qué tu servidor de hosting web (Apache o Nginx) envía estas redirecciones de forma inapropiada o excesiva.

Para solucionarlo, puedes examinar los registros de tu servidor en busca de pistas sobre lo que podría estar desencadenando estas respuestas. Así es como puedes proceder:

  1. Accede a los registros de tu servidor.
    Para Apache, los registros se encuentran normalmente en /var/log/apache2/ en Ubuntu o /var/log/httpd/ en CentOS. Para Nginx, revisa /var/log/nginx/. Dentro de estos directorios, busca registros de error (como error.log) o registros de acceso (como access.log). Ten en cuenta que la mayoría de los proveedores de hosting gestionado restringen el acceso a los registros del servidor por razones de seguridad.

NOTA: Los clientes de SiteGround pueden ver sus registros de error a través Site Tools y acceder a los registros a través de Gestor de archivos, SFTP o conexión SSH.

  1. Analiza los archivos de registro.
    Abre los archivos de registro y busca entradas relacionadas con los códigos de estado 303. Puedes usar herramientas como grep para este propósito. Por ejemplo:
grep “303” ~/www/tudominio.com/logs/tudominio.com-2024-05-*
  1. Identifica patrones en los resultados de tus registros. Busca cualquier patrón o puntos en común en las solicitudes que están resultando en respuestas 303.
    Los detalles clave a tener en cuenta incluyen:
  • Las URLs o puntos finales que se solicitan con la solicitud principal.
  • El tiempo y la frecuencia de estas solicitudes.
  • Cualquier acción relacionada o errores enumerados antes o después de las entradas 303.
  1. Revisa la configuración de tu servidor
    Basado en tus hallazgos, revisa el archivo .htaccess en busca de cualquier configuración incorrecta o reglas que puedan estar causando las redirecciones 303 no deseadas. Busca específicamente reglas de reescritura, configuraciones de redirección o configuración de proxy que puedan activar el estado 303 incorrectamente.

Por ejemplo:

RewriteEngine On

RewriteRule ^rutavieja$ /rutanueva [R=303]
  1. Ajusta tu configuración
    Si identificas reglas o configuraciones problemáticas, modifícalas en consecuencia. Esto puede implicar cambiar el código de estado, ajustar las condiciones bajo las cuales se produce la redirección, o eliminar la regla por completo si no es necesaria.
  1. Prueba la solución
    Finalmente, verifica que el problema está resuelto volviendo a probar los escenarios que previamente condujeron a las redirecciones 303. Usa herramientas como curl para simular solicitudes y observar las respuestas:
curl -I http://tudominio.com/ruta

Si los registros del servidor no te dan ninguna pista, sigue leyendo para aprender cómo examinar los registros de tu aplicación.

Comprueba los registros de tu aplicación y depúralos

Si estás resolviendo un error de estado 303 en WordPress, empieza por revisar los registros y ajustes de tu aplicación:

  1. Revisa los registros de tu WordPress en busca de mensajes de error o entradas inusuales relacionadas con el estado 303. Esta guía de registros de WordPress te ayudará a acceder a los registros detallados.
  2. Habilita el modo Debug de WordPress para aumentar la transparencia de tu sitio. Encuentra el archivo wp-config.php en tu carpeta raíz y edítalo para cambiar la siguiente línea de define (‘ WP_DEBUG’, false) a define (‘ WP_DEBUG’, true). O añade el siguiente fragmento:
    Captura de pantalla que muestra cómo editar el archivo wp-config en el Administrador de archivos para habilitar el modo de depuración en WordPress para una resolución de problemas de código de estado 303
define('WP_DEBUG', true);

define('WP_DEBUG_LOG', true);

define('WP_DEBUG_DISPLAY', false);
Captura de pantalla que muestra las reglas del modo de depuración añadidas para solucionar un código de estado 303

Este fragmento de código habilita la depuración de WordPress y registra los errores en un archivo llamado debug.log en el directorio wp-content . De esta manera mantiene los mensajes de error ocultos de los visitantes, lo cual es una buena práctica para mantener la seguridad del sitio y la experiencia del usuario.

  1. Desactiva los plugins de WordPress para comprobar si hay algún plugin creando un conflicto y provocando estados HTTP inesperados. Desactívalos temporalmente para ver si el problema se resuelve, luego vuelve a habilitarlos uno por uno para identificar al causante.
    Captura de pantalla que muestra cómo desactivar todos los plugins de WordPress a la vez desde SiteGround Site Tools

Implementar estos pasos sistemáticamente te ayudará a identificar y corregir el origen del estado 303, asegurando que tu sitio WordPress funcione de manera óptima.

Si todo parece estar bien con la configuración de tu aplicación, es posible que tengas que comprobar las llamadas del lado del cliente, así que sigue leyendo para obtener más información sobre esta solución.

Actualizar llamadas del lado del cliente

A veces, el problema radica en las llamadas HTTP del lado del cliente. Asegúrate de que las llamadas al servidor tengan el formato correcto y que el método de solicitud de recuperación especificado sea apropiado para la acción.

Por ejemplo, cambiar un POST a un GET en tus llamadas AJAX podría resolver el problema si el servidor está configurado para responder de manera diferente según el método de solicitud.

Revisa la lógica que maneja la redirección en el lado del cliente. Es crucial que el cliente interprete correctamente el estado 303 y pase de la solicitud POST original a una solicitud GET para la nueva URL. Esto a menudo implica ajustar los scripts del lado del cliente para asegurar que no vuelvan a intentar automáticamente la solicitud original, sino que sigan la nueva URL especificada en la respuesta 303.

Aquí tienes un ejemplo de una llamada AJAX:

fetch(url, {

method: 'POST',

body: data

})

.then(response => {

if (response.status === 303) {

return window.location = response.headers.get('Location');

}

return response.json();

})

.catch(error => console.error('Error:', error));

Este fragmento asegura que si el servidor responde con un código de estado 303, el cliente seguirá la redirección como debería.

¿Afecta el código de estado 303 al rendimiento SEO?

Un código de respuesta 303 se usa principalmente después de enviar formularios para evitar que se vuelvan a enviar datos en la actualización de la página. A diferencia de las redirecciones 301 o 302, que pasan la equidad del enlace a la nueva URL, un 303 se considera temporal y no se transfiere SEO, dejando intacta la clasificación de la URL original.
Sin embargo, el uso excesivo de redirecciones 303 puede sobrecargar el presupuesto de rastreo de tu sitio y aumentar los tiempos de carga de la página, ya que cada redirección introduce un paso de carga adicional. Por lo tanto, mientras que las redirecciones 303 mejoran la experiencia del usuario al evitar envíos duplicados, deben usarse con moderación para evitar impactos negativos en el rendimiento SEO de tu sitio.

Prácticas recomendadas para redirecciones 303 y SEO


Emplea redirecciones 303 principalmente para el propósito para el que fueron creadas. Esto incluye el manejo de envíos de formularios y cambios de método donde poner al usuario de nuevo en la misma URL podría generar acciones duplicadas o uso incorrecto del método HTTP.
También deberías controlar y evitar cadenas de redirecciones. Las redirecciones 303 no deberían llevar a largas cadenas de redirecciones, ya que estas pueden reducir el valor de SEO y aumentar los tiempos de carga.
Además, realiza auditorías y actualizaciones regulares para revisar la necesidad y funcionalidad de las redirecciones existentes, y así optimizar el rendimiento del sitio y la eficiencia del rastreo.<

Preguntas frecuentes sobre el código de estado 303

¿Qué significa el código de estado 303?

El código de estado 303 le dice al navegador que “busque en otro lado” después de enviar los datos. Redirige el navegador a una nueva URL para evitar que se vuelvan a enviar los mismos datos si se vuelve a cargar la página original.

¿Cuál es la diferencia entre un código de estado 302 y 303?

Un código de estado 303 indica al cliente que use un método GET para obtener el recurso en un URI diferente, independientemente del método de solicitud original.
Por el contrario, un código de estado 302, que también denota una redirección, no especifica explícitamente que se debe usar el método GET, lo que puede llevar a la retención del método de la solicitud original (por ejemplo, POST).


¿Es un código de estado 303 apropiado para todos los tipos de redirecciones?

No, el código de estado 303 se recomienda específicamente para situaciones en las que el servidor requiere que el cliente separe la recuperación de recursos de otros tipos de interacción. Por ejemplo, como en el envío de formularios. Usa otros códigos de estado (como 302 o 301) para fines de redirección general.

¿Se almacena en caché HTTP 303?

Las respuestas HTTP 303 no se almacenan en caché por defecto porque se utilizan para redirigir temporalmente a los usuarios a otra URL, especialmente después de una solicitud POST. Sin embargo, una respuesta 303 puede ser cacheada si el servidor de origen lo especifica en los encabezados.

¿Qué debo comprobar si el código de estado 303 persiste incluso después de las modificaciones?

Asegúrate de que todas las caché (navegador y servidor) se borran ya que las redirecciones en caché a veces pueden causar que el comportamiento antiguo persista. Además, comprueba que no haya proxies intermediarios o CDN que anule la configuración de tu servidor.

Comparte este artículo